La adaptación animada para televisión de las novelas Ore wo Suki na no wa Omae Dake ka yo, de Rakuda y Buriki, ha revelado a través de su web oficial, un segundo vídeo promocional, en el que se puede escuchar los temas principales del anime.

Temas principales

El opening, titulado Papapa, estará a cargo de Shuka Saitō, mientras que el grupo de seiyüs conformado por Haruka Tomatsu (voz de Pansy), Haruka Shiraishi (voz de Himawari), y Sachika Misawa (voz de Cosmos), será el encargado de interpretar el ending, titulado Hanakotoba.

Lanzamiento

Se tiene previsto que el anime llegue a las pantallas japonesas el próximo 3 de octubre.

Elenco Vocal

Daiki Yamashita interpretando a Amatsuyu Kisaragi (Jōro).

Haruka Tomatsu como la voz de Sumireko Sanshokuin (Pansy).

Haruka Shiraishi en el papel de Aoi Hinata (Himawari).

Sachika Misawa dará vida a Sakura Akino (Cosmos).

Yūma Uchida en el rol de Taiyо̄ О̄ga (Sun-chan).

Shiori Mikami como Hina Hanetachi (Asunaro).

Nao Tōyama interpretando a Chiharu Yо̄gi (Tsubaki).

  • Shuka Saitō en el papel de Chico A Grupo Carisma.

Staff

El estudio CONNECT le ha encargado la dirección a Noriaki Akitaya (BakumanActive RaidBONJOUR Sweet Love Patisserie). Entre tanto, el diseño de cada personaje lo realiza  Shoko Takimoto (Busō Shōjo MachiavellismDeath March Kara Hajimaru Isekai KyōsōkyokuBONJOUR Sweet Love Patisserie). Los guiones y la composición del anime es obra de Rakuda.

La novela

El 10 de febrero de 2016, ASCII Media Works lanzó el primer volumen de la obra bajo su sello Dengeki Bunko, y a la fecha se han publicado once volúmenes en el mercado japonés. Por otro lado, una adaptación manga ilustrada por Yū Ijima, se ha serializado a través de la aplicación de manga en línea Shonen Jump+ (Shueisha), desde febrero de 2017, y actualmente cuenta con tres volúmenes compilados

Sinopsis

¿Qué harías si se te confesara una chica que te gusta? Y encima no una chica normal, sino una adorada por todo el instituto. Y, por si fuera poco, también se te confiesa tu amiga de la infancia. Lo más normal sería darle las gracias a Dios, pero, ¿y si en medio de todo ha ocurrido un pequeño e inesperado error con relación al contenido de aquellas confesiones?